Cuando estás decidido a emprender y hacer realidad tu sueño de poner tu pequeña empresa, debes hacer un listado y un presupuesto de las cosas y servicios que vas a necesitar para iniciar.

Este listado incluirá hasta los más pequeños detalles y es cuando te das cuenta que debes invertir más de lo que contabas, lo que primero debes hacer es clasificar entre las cosas que necesitas y pueden esperar un poco y las que si debes tener porque sin eso no funciona tu negocio.

Una vez clasificadas tus necesidades empieza por asignar un presupuesto de inicio, no debes olvidar contactar a todos tus conocidos y buscar  precios convenientes para adquirir tus equipos o mobiliario, al buscar un lugar donde iniciar tus operaciones vas a encontrarte con la sorpresa de necesitar un sinnúmero de cosas como: un contrato de arriendo por mínimo un año con 2 meses de garantía, medidor de luz, línea telefónica, contrato de internet, comprar mobiliario, etc… esta tarea se torna menos difícil si acudes a un coworking o espacio de trabajo compartido.

Estos espacios de trabajo han sido creados para compartir los gastos de los miembros  de manera que sea más accesible al momento de iniciar tú negocio, aquí te olvidas de estos y otros detalles como contratar una recepcionista, comprar los suministros y mantener la cafetería funcionando e incluso de la limpieza de las instalaciones.

La forma de trabajar de un espacio de trabajo compartido es asumir todos estos detalles y apoyarte en el desarrollo de tu negocio brindando todos los servicios por una tarifa fija mensual muy accesible a la hora de hacer cuentas, además de contar con un grupo de emprendedores que se encuentran en tu misma situación y te pueden apoyar profesionalmente.

Esta es una manera inteligente y fácil de iniciar una pequeña empresa,  que te ahorrará mucho tiempo y dinero cuando más los necesitas, te recomendamos contactarnos para coordinar una visita y conocer nuestros beneficios, somos Cohesion Group y estamos listos para apoyarte en este aspecto.

 

Shares
Share This