Cuando hemos decidido tomar las riendas de nuestro negocio propio por varias razones es normal que nos asalten las dudas, temores, miedos e inseguridades.

Estos sentimientos de inseguridad los hemos sentido en algún momento, la mayoría de nosotros  porque nos educaron desde niños para triunfar, nos enseñaron que la competencia no tiene sentido si no la ganamos, que debemos estar orgullosos de ser ganadores y aprendimos a relacionar la pérdida como un fracaso, por lo tanto no queremos perder.

No olvidemos que grandes pensadores, empresarios, inventores, filósofos, emprendedores, hombres y mujeres de éxito fracasaron antes de llegar a la cima, pues el fracaso y la pérdida nos abre una nueva oportunidad de hacer las cosas de diferente manera, es la oportunidad que la vida nos brinda para mirar hacia otro lado.

“Las experiencias no son malas son oportunidades de mejora”, decía alguien a quien admiro mucho y es verdad, la mejor forma de evolucionar y ser más grandes es equivocándonos y aprendiendo, Herny Ford utilizó esa oportunidad para comenzar de nuevo con más inteligencia para llegar el éxito.

Los invito a analizar su vida ahora, ¿Están haciendo lo que realmente les gusta?, ¿Lo han hecho bien siempre o tuvieron que aprender y equivocarse para llegar a donde se encuentran?, ¿Valió la pena el camino que hemos recorrido para llegar a donde estamos ahora?

Estoy segura que en algún momento nos sentimos miserables por no lograr lo que queríamos, pero ese sentimiento también nos llena de fuerza para intentar nuevamente a trabajar sobre nuestro sueño.

El miedo al fracaso no debe manejar nuestra vida, al contrario debe animarnos a cambiarla, debe obligarnos a buscar la felicidad en lo que hacemos, nuestra vida no debe transcurrir con el único deseo de que sea fin de semana, sino al contrario, deberíamos vivir día a día con el entusiasmo de hacer lo que nos apasiona.

Sin miedo al fracaso tomamos las decisiones que debamos tomar para ser felices y sentirnos libres.

Si te ha gustado este artículo y has aprendido del fracaso y el miedo, déjanos saber cómo estos sentimientos te hicieron mejor persona, coméntanos qué opinas al respecto.

Shares
Share This